Manatíes en peligro de extinción

Uno de los debates más grandes que existen alrededor del manatí es sobre el número real que queda en el mundo. Este puede ser muy diferente dependiendo de quién está contando, muchos argumentan que no podemos considerarlos en peligro si no sabemos cuántos existen todavía, sin embargo, hay evidencia que sugiere que un gran número de ellos son asesinados anualmente, además del tiempo que demoran las hembras para volver a reproducirse.

manatiLa razón fundamental por la que mueren tantos manatíes es la interacción con los seres humanos, al parecer no hay suficiente espacio para que ellos sobrevivan y los hombres hagan su voluntad en estas mismas áreas. La causa número uno de muerte de estos mamíferos son los golpes que reciben de los barcos que navegan por las aguas donde habitan, los que no mueren inmediatamente son gravemente heridos y a menudo sucumben a la muerte por inanición o infección. Además si una madre se lesiona o muere, su cría probablemente morirá de hambre si todavía está siendo amamantado.


Debido al gran número de manatíes que se reúne en las aguas de Florida, es ilegal dañar intencionalmente a uno de ellos.  De hecho a muchos barcos se les pidió que navegaran fuera de las rutas por donde migran los manatíes cada año, para evitar posibles accidentes.

El hecho de que los seres humanos controlan el paso a través de las aguas en zonas determinadas donde antes todo era totalmente natural, se ha convertido en otra preocupación para el manatí, que puede ahogarse si se queda atrapado en las puertas de navegación o en caso de inundaciones. A menudo se sienten atraídos por estas zonas, ya que las temperaturas suelen ser altas y eso atrae a los manatíes.

La pesca es también es muy común en los diferentes cuerpos de agua donde habita el manatí. Sus cuerpos no están diseñados para sobrevivir cuando consumen los distintos tipos de residuos. En ocasiones pueden bloquear sus intestinos, lo que provoca que no digieran bien lo que han comido y por tanto no puedan  eliminar los desechos de su cuerpo. Esta es una muerte muy lenta y dolorosa para un manatí.

En algunas zonas del Caribe, es común cazar manatíes para abastecerse de carne,  el número de personas que se dedica a esto no es alarmante, pero sí afecta a la población de manatíes restantes.

Actualmente todas las especies de manatíes se clasifican como vulnerables, esto significa que están en alto riesgo de extinguirse algún día. No obstante se siguen llevando a cabo planes de conservación con la esperanza de revertir el patrón de pérdida y verlos crecer en número. Existen varias organizaciones Hay muchas organizaciones con la pasión y el deseo de ayudar a que el manatí sobreviva, si se siente interesado en ser parte de ellas, busque en Internet para averiguar de qué se trata y cómo puede contribuir a dichos esfuerzos.